Un paseo por la Sevilla de 1875


El otro día paseando por la Sevilla de la canícula, es decir, por la ciudad que tenemos a nuestra disposición entre las 3 y las 6 de la tarde, me acerqué al Real Alcázar. Entrando por el Patio Banderas al Salón Bajo del Apeadero me quedé mirando estupefacto un mural de unos 15 a 20 metros que en forma de espléndida panorámica se ha obtenido a partir de siete negativos que el fotógrafo francés Jean Laurent, de origen francés, realizó del Paseo de Colón visto desde Triana. Este mural sirve de reclamo para la exposición titulada ‘Sevilla artística y monumental 1857-1880’ que se está celebrando desde el pasado 21 de mayo y hasta el próximo 17 de agosto en el Salón Alto del Apeadero del Real Alcázar de Sevilla. La exposición recoge 78 de las más de 400 imágenes que Laurent tomó de Sevilla en los cinco viajes que realizó a nuestra ciudad entre 1857 y 1880.

Hay imágenes impactantes desde la Giralda, de la Catedral antes del desplome del cimborrio, del Alcázar rodeado de un barrio que no es nuestro actual barrio de Santa Cruz, de la Casa Pilatos, del palacio las Dueñas donde puede que esté fotografiado Antonio Machado con pocos meses de vida, de la Plaza Nueva recién derribado el Convento de San Francisco y del Paseo de Cristóbal Colón con una Plaza de toros de la Real Maestranza inconclusa y con un monumento próximo a la calle Almansa, para mí desconocido, y que por lógica debió estar dedicado al descubridor del Nuevo Mundo.

La exposición en sí es maravillosa pero destacamos en ella la vista que de la Capilla de Nuestra Señora del Rosario podemos ver en una desierta Sevilla de 1875. Se distingue a la perfección el tejado hexagonal que tapa la cúpula, la espadaña y poco más. Desgraciadamente la vegetación impide puedan distinguirse más detalles que nos proporcionen más datos. Hay unos edificios colocados en una distribución de calles diferente a la actual. Estos, que fueron derruidos y sustituidos por otros, le aportaban a nuestra Capilla una visión desde Triana completamente diferente a la que hoy podemos ver. En lo que hoy conocemos como Paseo Alcalde Marqués de Contadero se puede distinguir una zona acotada donde se trabajaba en la realización de toneles. Obsérvese la proximidad con la vecina Hermandad de la Carretería fundada, precisamente, por el gremio de toneleros.

Desde este blog os invito a que visitéis esta exposición, para ello os facilito los horarios de visitas. De martes a sábado de 9.30 a 19 h y domingos y festivos de 9.30 a 17 h.

No os la perdáis, es para ir con tiempo y a curiosear. En la exposición se está muy ‘fresquito’ gracias al aire acondicionado.

Luís Chamorro García.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies